Lo ultimo en Ticoblogger

lunes, 14 de noviembre de 2011

asuntos por resolver


Recibí una llamada de mi ex jefe, estaba buscando personal para su nueva compañía, me dijo :estoy buscando diseñadores senior del mismo nivel que Grutaceo y Roncheco - inmediata mente me entro la malicia indígena, pensé que no me estaba buscando a mí si no la posibilidad que o le recomendara personas.

Cuando trabajamos en la misma empresa él por lo general tenía proyectos aparte y para ellos contrataba por fuera a mis compañeros, nunca me pidió nada a mí. Una y otra vez se embarco con gente que lode dejo los proyectos botados y aun así no fui opción. Y si hay algo de lo que puedo sentirme orgulloso es de mi compromiso al trabajo y sentido de responsabilidad.

Yo pensaba que el mae conociéndome podía llegar a reconocer mis destrezas y el valor de mi aporte, pero nunca hubo una señal clara de ello. Creo que me quede esperando su aprobación y eso me pasa muy seguido con personas que de una u otra forma en mi vida las convierto en figuras de autoridad o paternas.

Mi tata no es el ser mas distante que puede existir, el mae vive su camino sin mirar a los demás. Siendo que mis papás se divorciaron cuando yo tenía menos de dos años crecí sin su (mal o buen) ejemplo.

Soy consciente que no vine a este mundo a complacerlo ni a llenar sus expectativas, de hecho a pesar de muchos tropiezos he escogido un estilo de vida muy diferente al de él y los problemas de carácter que me heredó son tarea diaria que quiero corregir.

Uno pensaría que es muy fácil discernir mi error, seguramente lo es pero es muy difícil no caer en la trampa de encasillarse como menos. A pesar de tener un carácter marcado, de tener mis triunfitos en la vida y cualidades de las cuales sentirme orgulloso se me dificulta no resentirme cuando me pasan estas varas - sentirme el último de la fila.

Parte del problema es que detesto la auto compasión y el factor "pobrecito" por lo que cuando me me hacen sentirme así lo oculto, no sé con que tanto éxito- trato de digerirlo pero para ser honesto es la rabia la que me hace levantarme y no creo que eso sea muy medicinal.

Todos tenemos nuestro grado de inseguridad pero que agüebado que sea heredado - y con esto no pretendo librarme de culpa por que sé que soy yo el que le da demasiada importancia a esto. El que permite que le afecte.

Mi vida es feliz. No completa pero satisfactoria. Me persigue este sentimiento que debo llegar a mas, saltar la barrera invisible y ni siquiera sé donde esta la meta o si es mía o la de otros.

No sé quería compartirles esa parte. Auto terapia pienso, para entenderlo mejor ponerlo en la mesa. No es algo constante pero ahí esta como un fantasma molesto.

Toas

foto:www.istockphoto.com