Lo ultimo en Ticoblogger

domingo, 9 de octubre de 2011

[email protected] Tapete


De adolescente fui una persona muy tímida y callada, me reservaba todo. Lo mas común era verme encerrado en mi cuarto a puerta cerrada, no por que estuviera haciendo algo que tuviese que ocultar, sencillamente me gustaba mi espacio y mi silencio.


Las opiniones de terceros se estrellaban como meteoritos contra mi planeta dejando enormes cráteres y cicatrices. Muchas veces cambie mi órbita a antojo ajeno, esto siguió por muchos años mas. Dentro de mí sabía que no era lo correcto, que cedía a demandas que no necesariamente consideraba justas o inteligentes, supongo que la idea era dejarse llevar por la corriente esperando que la piedra contra la que chocara no me partiera en dos.


Muchas de mis relaciones acabaron mal debido a esta falta de carácter, se convertían en situaciones de dominación sin democracia, no sé si para compensar mi modo suavitel buscaba mujeres de carácter fuerte, con el tiempo me di cuenta que era un groso error - y no necesariamente de ellas.


La gente me conocía como el mae buena nota, fácil de llevar pero en el fondo era por que me acomodaba perfectamente a los moldes en los que decidían colocarme. Con el tiempo la situación empeoro, por que hay gente cabrona, mala, que le gusta manipular a los débiles, manejarlos a su conveniencia, convirtiéndolos en el tapete donde se limpian los pies.


Y no fue, como sucede en la mayoría de los casos, hasta que me encontré comiendo mierda que reaccione y por dicha la herencia genética de mis dos familias reaccionó - mi familia paterna es chichosa y la materna amargada. 


Y tampoco es que decidiera volverme un carepicha - sencillamente tome la decisión de comenzar a hablar y ventilar lo que sentía, mi opinión sobre las situaciones y hacia donde pensaba era el mejor camino para mí.


Al principio mis amigos mas cercanos y familia se asustaron del cambio tan radical. Andrés hablaba, opinaba, decía que no - era capaz de molestarse y decir por que. Obviamente esto requirió balance y sentido común por que no se trata de pasar de victima a victimario - la idea era ser yo y dejar muy claro cual es el espacio que debe ser respetado. No lo comparta, pero respetelo.


Hoy día me he ganado una fama controversial de amargado y chichoso, creo que pasa por que habló demasiado, recientemente en este blog hubo prueba de ello (no es una piedra). Sin embargo ya que me conocen me siento mas tranquilo por que sé que la gente me respeta y puede haber armonía.


Pienso que ser un caraj@ tapete es algo muy peligroso. La vida es muy corta para vivirla como los demás te imponen que sea. Hay que saber expresarse, con sentido común, hacer valer quienes somos, no andar detrás de nadie rogando aceptación - ud decide si disfruta la vida como la pensó, mientras no dañe a nadie sea feliz y disfrute - no pierda su tiempo detrás de una falsa sonrisa o una palmadita en la espalda.


foto www.istockphoto.com