Lo ultimo en Ticoblogger

miércoles, 24 de agosto de 2011

la nube

Todos tenemos nuestra propia nube, personalizada, idealizada y motorizada por nuestro propio ego. Unas mas grandes que otras pero al final todas engañosas que pueden resultar ser una trampa.

Este es el caso de una güila del brete. La mae es guapa, se lo admito pero tampoco es la costra del queso fundido, la imposible de separar de la sartén, modo lady gaga. La mae es morena, alta, pelo lacio largo, buen trasero y senos la verdad no sé por que me distraigo muy facilmente. La cuestión es que la mae es la "modelo" oficial de la empresa - Toda publicidad que se haga para uso interno ella es la que sale sonriendo en el postercito.

Esta farándula laboral la convierte en la cara conocida, la popular pues por que su cara sonrisa colgate esta en todas las paredes - Me causo mucha curiosidad que sólo ahí la mae sonríe, si uno la ve caminando por los pasillos anda como si tuviera un cactús en medio de las nalgas. La mae es cero expresiva, poco amistosa, de hecho hice un focus group y nadie siquiera conoce su nombre.

Mi deducción acidosa plantea como base que su ego se ha visto inflando como resultado de la excesiva atención recibida por parte del personal masculino. Básicamente le han construido una nube en la que vive feliz y desde los cielos ve con desprecio a los maes que desesperadamente la desean y las mujeres que vilmente la envidian!

La nube es su mundo, su habitad en el que reina construida por otros y modelada por ella.

La nube se construye de expectativas, chismes, admiración, deseo y hasta envidia y es imposible que pueda ser medida, es cuestión de perspectiva - lo simpático es que una vez que flota es casi imposible que pueda ser destruida por terceros, solo uno mismo se puede bajar de ella por que si se intenta darle perspectiva a su habitante este lo vera como mera envidia de la cochina.

Allí vive la farandulera anónima, sin darse cuenta que la nube no existe, que esta formada por cimientos erróneos - es como el Pate Centeno del brete, cree que habita por encima de nosotros, intocable, admirada, flotando por encima de nuestras expectativas, despreciando cualquier sentimiento que algún mae tuanis le pueda otorgar, camina con la certeza de que a la vuelta de la esquina se va a topar con algo mejor, sin ver la posibilidad de terminar sola o peor, con alguien igual a ella, el galanazo, que me parece que son el doble de perdedores.

foto:www.istockphoto.com